domingo, 8 de noviembre de 2009

Norteamerica

Norteamérica te he dado todo y ahora no soy nada.
Norteamérica dos dólares y veintisiete centavos 17 de enero de 1956.
No me aguanto ni mi propia cabeza.
Norteamérica ¿cuándo vamos a terminar con la guerra entre humanos?
Andate al carajo con tu bomba atómica
no me siento bien no me molestés.
No voy a escribir mi poema hasta que mi cabeza funcione bien.
Norteamérica ¿cuándo vas a ser como un angelito?
¿Cuándo te vas a desnudar?
¿Cuándo vas a ver tu propio reflejo en la tumba?
¿Cuándo vas a ser digna de tu millón de Trotskystas?
Norteamérica ¿por qué tus bibliotecas están hasta arriba de lágrimas?
Norteamérica ¿cuándo vas a mandar tus huevos a la India?
Estoy podrido de tus maniáticas exigencias.
¿Cuándo voy a poder ir al supermercado y comprar lo que necesito así tal cual como me veo?
Norteamérica después de todo sólo vos y yo somos los perfectos no el resto del mundo.
Tu maquinaria es demasiado para mí.
Vos hacés que quiera ser un santo.
Debe haber alguna otra forma para plantear este asunto.
Burroughs está en Tangiers no creo que vuelva es trágico.
¿Te hacés la trágica o es una especie de broma pesada?
Estoy tratando de llegar al nudo de la cuestión.
Me niego a abandonar mi obsesión.
Norteamérica dejá de presionar sé lo que estoy haciendo.
Norteamérica las flores del ciruelo están cayendo.
No he leído el diario en meses, todos los días juzgan a alguien por asesinato.
Norteamérica los Wobblies me sensibilizan.
Norteamérica solía ser un comunista cuando era chico y no me arrepiento.
Fumé marihuana todas las veces que pude.
Me sentaba en mi casa por días enteros y observaba las rosas en el ropero.
Cuando voy al Barrio Chino me emborracho y nunca me hecho un polvo.
Ya lo he decidido va a haber quilombo.
Deberías haberme visto leyendo a Marx.
Mi psicoanalista piensa que estoy perfectamente bien.
No voy a decir las Plegarias del Señor.
Tengo visiones místicas y vibraciones cósmicas.
Norteamérica todavía no te conté lo que le hiciste al tío Max después de que vino de Rusia.
Te estoy poniendo al tanto.
¿Vas a dejar nuestra vida emocional en manos de la revista Time?
La revista Time me tiene loquísimo.
La leo todas las semanas.
Sus tapas me escudriñan cada vez que me escurro al pasar por la esquina confitería.
La leo en el sótano de la Biblioteca Pública de Berkeley.
Siempre me está hablando de responsabilidad.
Los hombres de negocio son gente seria. Los productores de cine son gente seria. Todo el mundo es gente seria menos yo.
Se me ocurre pensar que yo soy Norteamérica.
Estoy hablando solo de vuelta.
Asia se levanta en mi contra.
No tengo ni la más mínima oportunidad.
Es mejor que tenga en cuenta mis recursos naturales.
Mis recursos naturales se reducen a dos porros de marihuana millones de genitales una impublicable literatura privada que va a 10000 por hora y
veinticincomil instituciones mentales.
No abro la boca para hablar de mis prisiones ni de los millones de desgraciados que viven en mis maceteros bajo la luz de quinientos soles.
He abolido los prostíbulos de Francia, Tangiers es el próximo.
Mi ambición es ser Presidente a pesar del hecho de ser Católico.
Norteamérica ¿cómo puedo hacer para escribir una bendita letanía con ese carácter tan necio que tenés?
Voy a hacer como Henry Ford mis estrofas son tan personales como sus
automóviles aún más ellas son todas como de diferentes sexos.
Norteamérica te voy a vender mis estrofas por $2500 cada una $500 las viejas.
Norteamérica liberá a Tom Mooney
Norteamérica salvá a los Leales Españoles
Norteamérica Sacco & Vanzetti no deben morir
Norteamérica yo soy los chicos de Scottsboro.
Norteamérica cuando yo tenía siete años mamá me llevaba a las reuniones de la Célula Comunista ellos nos vendían garbanzos un puñado por ticket un ticket cuesta cinco centavos y los
discursos eran libres todo el mundo se ponía angelical y sentimental por los
obreros era todo tan sincero no te das una idea qué cosa buena el partido
era en 1935 Scott Nearing era un viejo grandioso un mensch de verdad la Madre
Bloor me hizo llorar una vez vi a Israel Amter sencillamente. Todo el mundo debe haber
sido un espía.
Norteamérica en realidad no querés ir a la guerra.
Norteamérica son ellos los Rusos malos.
Ellos los Rusos ellos los Rusos y ellos los Chinos. Y ellos los Rusos.
Rusia quiere comernos vivos. El poder de Rusia malo. Ella querer sacar los autos de nuestras cocheras.
Ella querer agarrar Chicago. Ella necesitar un Reader’s Digest Rojo. ella querer nuestras
plantas de automóviles en Siberia. Él grande burocracia manejando nuestras estaciones de servicio.
Eso no ser bueno. Ugh. Él hacer que Indios aprender a leer. Él necesitar negros y grandotes negros.
Hah. Ella hacernos trabajar dieciséis horas al día. Socorro.
Norteamérica esto es bastante serio.
Norteamérica esa es la impresión que tengo cuando miro la televisión.
Norteamérica ¿es esto correcto?
Es mejor que me ponga a trabajar en serio.
Es verdad que no quiere unirme al Ejército o hacer girar tornos en fábricas de partes de
precisión, soy corto de vista y psicópata de todas formas.
Norteamérica le estoy poniendo mi hombro marica a la rueda

4 comentarios:

pontepreta dijo...

amigo de burroughs.


loquito mal.

la flashee


salutes!

fauno dijo...

¿Cuándo vas a ser como un angelito?
¿Cuándo te vas a desnudar?

Me encanta eso de Ginsberg

;)

Anónimo dijo...

SEHHHH!!! QUE POEMÓN!
Leído por él, me sonó raro, es mucho más humorístico para leerlo de lo que fue para mí cuando yo lo leí.
Digo esto porque lo oí leerlo recién hace unos días.
En inglés lo leíste?
está muy bueno el original...
saludos!

pontepreta dijo...

uh, me imagino que debe cambiar la esencia del poema, mientras lo lee él. buenismo anonimo, ahora me voy a poner a buscar el audio, estara en youtube?