viernes, 12 de junio de 2009

Pajarracos malditos y nubes burlonas

Levantarte entre sabanas con lagañas violentas y ver páginas iguales todos los días es tu desayuno. Quieres leer algún libro que te diga como nadar en el cielo y sembrar agua en tu tierra, todos los días buscas esa pieza en el rompecabezas.
Desde allí, aferrado al pasto frágil, picotean tu cuerpo, quieren tu cabeza para poner de adorno en el living de su casa ¡malditos pajarracos!
Tus heridas lloran de tristeza luego de largos trancos de espinas, te levantaste de tu tumba pero el cielo te observa y llora de risa, las nubes se palmean y ríen de tu muerte… mientras tanto te levantas de nuevo y buscas ese libro blanco.

1 comentario:

Salome Cis dijo...

Jugando a cruzar
los límites de la naturaleza
pierdo la cabeza
intentando atravesar,
éste valle de lágrimas que es la vida terrena
esperando que venga,
el otro día mas
para no olvidar.


Te vas a dar cuenta que está dedicado a vos, unas palabras de muestra; de que te extraño cada día,y de que te amo un tanto más!
Para darte desde éste humilde espacio un poco de fuerzas, un poco de ganas, y otro de alegría..
Que sepas que mi simpatía por tu lucha no me provoca otra cosa que admiración, y además que nunca olvides que llevamos la misma sangre..
Y eso No es Poca cosa!

Con Cariño,salomé